Reseñas: Pomelo y Limón + Sugar

18:47

“To all those who’ve stepped out of their own shadow. For those who haven’t, the sunshine awaits you.”  

Llegué a este libro por casualidad en NetGalley. Había visto un par de reseñas en booktube en inglés que lo habían puesto bastante bien, hablando de él como una historia contemporánea diferente, ya que los protagonistas no son los típicos que te sueles encontrar en este tipo de novelas. Sin embargo, me lleve una decepción gigante. No sé quién fue el que decidió que esta no era la típica novela adolescente, pero debo decir que estoy completamente en desacuerdo con esa persona. 

La trama sigue al personaje de Sugar, una chica a la que han puesto ese apodo debido a que ha sufrido durante la mayor parte de su vida de sobrepeso. Esto hace que no sea muy popular entre sus compañeros, hasta llegar a los extremos de tener que sufrir acoso constante por parte de los 'populares' de su escuela. Todo cambia cuando aparece un chico nuevo que (sorpresa) se fijará en ella. Todo totalmente inesperado. Lo único medianamente nuevo que aporta la novela es la familia de Sugar, ya que ella no solo sufre acoso por parte de sus compañeros, sino que también tiene que soportar el hecho de vivir en una casa donde no se la valora y se la trata como si fuese una mera sirvienta. ¿Que cómo lidia ella con esta situación? Pues dándole a los dulces. De esta forma entra en un círculo vicioso del que no es capaz de salir. Total, que al final acaba siendo un drama total, y más con un suceso que sucede hacia aproximadamente la mitad. No puedo decir que no me lo viese venir pero aún así, me sobró muchísimo.

A pesar de que el libro no es especialmente largo, la verdad es que me costó bastante más de lo que pensaba acabármelo. Los sucesos están bien hilados, pero tampoco es que tenga una trama especialmente definida. El libro está basado más que nada en la relación que tiene Sugar con el chico nuevo y esto es particularmente lo que más odié de toda la novela. Me parece maravilloso que se desarrolle una historia de amor entre ellos, pero es que ella toma la decisión de cambiar por él, siendo esto es algo que no aguanto en un libro. Si de verdad tienes que cambiar tus hábitos poco saludables para adelgazar simplemente porque quieres gustarle a un chico replánteate tus ideales de vida. Lo mejor que tiene el libro es el final; creo que la autora consiguió lanzar un mensaje muy positivo para todas aquellas personas que se ven envueltas en situaciones similares a las que suceden en la trama. Sobre la forma de escribir de la autora no tengo mucho que decir, no me pareció especialmente asombrosa o poética, aunque me gustó la forma que tiene de describir ciertas situaciones.

Con respecto a los personajes, tenemos a Sugar como protagonista. El hecho de que me haya sido completamente imposible conectar con ella como persona lo único que consigue es restarle puntos al libro. Afortunadamente, nunca he tenido que pasar por las situaciones a las que ella se ha tenido que enfrentar, pero es que había momentos en los que me costaba hasta sentir simpatía por ella. En definitiva, me ha parecido especialmente pava. Even, el protagonista masculino, no me parece que haya aportado nada novedoso. Sinceramente, se me ha hecho bastante plano para ser el interés amoroso de la historia y no puedo decir que me haya encariñado con él. El resto de personajes son básicamente la representación del mal en la tierra. Los popus del instituto son los típicos que te encuentras en otros libros del palo: todos son los malos malísimos que odian a la protagonista por salirse del esquema de belleza establecido. Poco más hay que decir sobre ellos, ya que esa es básicamente su función en la historia. La familia de Sugar es horrible; tanto su madre, que se pasa la vida menospreciándola, como su hermano, que la trata como si fuese peor que la basura.

En definitiva, creo que es una historia que ha pasado por mis lecturas sin pena ni gloria, aunque reconozco que trata temas muy relevantes y que se ven poco en la literatura, como son las relaciones familiares abusivas.



“Los recuerdos están hechos de palabras; la vida está hecha de palabras. No puedes cambiar lo que te ha pasado, pero puedes escoger las palabras para contarlo.”

Durante los últimos años, había oído cosas muy positivas sobre esta autora. Creo que ese ha sido uno de los motivos principales por los que me he llevado una dececpión tan grande al leer este libro. Probablemente tenía unas expectativas demasiado altas para lo que luego me he encontrado realmente al leer esta historia. Me gustaría decir que algún punto de esta novela me ha gustado, pero más allá de la edición de la misma no ha habido nada que me maravillase. Os explicaré por qué.


La trama es muy simple -y bastantante poco creíble: María es una chica que vive en una urbanización y que acaba enamorada de su vecino nuevo, al que observa cada día. ¿Qué es lo bueno de la forma en la que está narrada la historia? Qué podemos ver todos los pensamientos de María al estar la historia contada en forma de diario. Sin embargo, los acontecimientos se desarrollan de forma inversa en el sentido cronológico, ya que nosotros sabemos que los dos protagonistas han tenido que dejarlo por motivos que todavía no conocemos. Dejadme deciros que esos motivos no han acabado de convencerme para nada. Creo que la obra te va creando una expectación tremenda, ya que parece que se va a desarrollar un drama gigante, para que al final no sea nada. ¿Por qué digo que es poco creíble? Porque casualmente puede que entre las familias de nuestros protagonistas no haya especialmente una relación de paz y amor. El cliché de la historia de Romeo y Julieta está un poco demasiado sobreusado en la literatura juvenil últimamente y este libro no se queda atrás. 

En cuanto al ritmo de la historia, no tengo nada negativo que decir. La verdad es que al ser un libro tan corto, con una letra tan grande y que además incluye ilustraciones se lee en un visto y un no visto. Probablemente eso es lo que más me ha gustado, ya que no creo que hubiese sido capaz de leer una novela completa de 400 páginas sobre esta trama. La historia está contada en perspectiva dual: conocemos tanto el punto de vista de María como de Jorge; aunque la de este último se nos transmite a través de dibujos, por lo que realmente deberá ser el lector el encargado de interpretar sus sentimientos. La pluma de Begoña Oro no me ha gustado, pero tampoco me ha desagradado. Creí, más que nada por lo que había escuchado sobre ella, que sería una de esas autoras que te deja con la boca abierta y lágrimas en los ojos, pero no he encontrado nada de eso en este libro. Debo reconocer que en algunas ocasiones ha introducido unas reflexiones muy buenas sobre lo que significa ser adolescente y que me he topado con un par de frases que me han gustado bastante, pero no es algo que descatacaría especialmente en este libro.

En cuanto a los personajes, ninguno me ha acabado de convencer del todo, quizá porque se me han hecho un poco planos al ser la historia tan corta. María me ha caído bien, aunque me ha sido imposible conectar con ella. Me ha dado la sensación de que en ocasiones se comportaba de una manera demasiado infantil, pero luego tenía unas salidas y una forma de reflexionar sobre las situaciones que estaba viviendo que me maravillaban. A Jorge le conocemos a través de las palabras de María en su diario y de lo que podemos ver en sus dibujos, así que probablemente la opinión que tengamos sobre él no sea la más objetiva. Personalmente, no es un personaje masculino que me haya maravillado o que me haya hecho suspirar. Creo que está bien y que cumple su objetivo en la historia, pero no es alguien a quién recordaré. Es más, he tenido que buscar su nombre para escribir esta reseña porque no me acordaba. Entre los personajes secundarios, quiero destacar a las familias de ambos protagonistas. Creo que ambas estaban tan ocupadas siendo egoístas sobre sus propias necesidades que han dejado de lado lo que sus hijos querían y este ha sido mi verdadero problema con la novela.

En definitiva, Pomelo y Limón es un libro extremadamente fácil de leer, narrado en un formato muy original pero que fuera de eso no da para mucho más. La trama es demasiado exagerada, está basado en un drama innecesario y tiene unos personajes que no son para nada memorables.
 

You Might Also Like

19 comentarios

  1. ¡Hola! Menudas dos lecturas tan decepcionantes has tenido :-( El primero me llamaba mucho la atención, pero... por lo que cuentas está lleno de tópicos (por cierto, me ha encantado tu tono sarcástico para expresar algunas cosas, como lo de que el chico se fije en ella xD) Estoy de acuerdo contigo en que no se debería cambiar de hábitos solo por otra persona, también tiene que salir algo de ti, es decir, que tú lo desees un poco. Otra cosa que me hace que no lo quiera leer es que a pesar de ser un libro corto, no conseguías avanzar fácil en la lectura :/
    El segundo no me atrae nada y menos si es tan simple, aunque al menos el ritmo no es malo, aunque creo que es un poco por como está escrito (letra grande e ilustraciones).
    Espero que tus próximas lecturas sean mejores. ¡Saludos y buen fin de semana! ;-)

    ResponderEliminar
  2. Hola!!
    El de Sugar no lo conocía. Pero por ahora tengo demasiados libros pendientes.
    El de Pomelo y Limón lo acabo de quitar de esa lista. jajajaja
    Un beso guapa ;)

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. ¡Holaa!
    Conforme a la reseña de Sugar y la historia en sí, me parece un poco dura, que unos padres (en este caso su madre) la trate de esa manera, me hace pensar que muchos de nosotros somos afortunados de tener una madre o un padre que nos valoran y que intentan sacar lo mejor de cada uno.
    No creo que llegue a leer esta historia, aún así, me ha gustado mucho como has planteado la reseña ♥
    Y la historia de Pomelo y Limón no me llega a convencer del todo.

    ¡Nos leemos!
    http://diariopelorricen.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  5. Me encantan tus reseñas y tu blog¡¡
    me quedo por aquí y te sigo desde ya¡¡¡
    si te apetece nos seguimos leyendo¡¡ besos¡¡¡

    ResponderEliminar
  6. La verdad es que con Pomelo y limón me llevé un chasco, no me gustó casi nada. Y Sugar me llama la atención ^^

    ResponderEliminar
  7. Pomelo y limón lo tengo por leer :P

    Besitos ^^

    ResponderEliminar
  8. Hi! Me he asustado al empezar a leer tu reseña de pomelo y limón. Acabo de leer y escribir hace 5 min. la misma frase. Estamos conectadas, por que a demás estoy totalmente de acuerdo respecto a este libro, se lee muy rápido pero yo me esperaba mucho más de él.

    ResponderEliminar
  9. Holaa!
    Lo primero que me ha llamado la atención ha sido el título de Sugar, ya solo por eso tengo que leerlo xD(por Suga de BTS :D)
    Así a primera vista el libro parece interesante espero que me guste un poco más que a ti ^^ como he pasado algunas situaciones similares puede que simpatice con ella algo más o no sé ya veré cuando lo lea >.<
    Saludoos~

    ResponderEliminar
  10. Buenaas! Pues una maiga se lo leyó y me lo pintó muy bien , pero no he podido leerlo todavía <3

    ResponderEliminar
  11. ¡Hola!

    A mi el libro de Begoña Oro me gustó mucho porque tiene una prosa excepcional

    Un beso ^^

    ResponderEliminar
  12. Holaa!!
    Nunca había escuchado hablar de Sugar y la verdad es que después de leer lo que has escrito de el he decidido no leerlo.
    Con respecto al otro libro,ya lo había visto en otros blogs pero la verdad es que ni la portada,ni el titulo ni la sinopsis me llaman la atención.
    Un besazoo!!

    ResponderEliminar
  13. ¡Hola! ¿Qué tal? :3
    Es una pena que no te hayan gustado tanto las lecturas, la verdad es que Sugar toca tramas que me parece interesantes... pero quizás valga más la pena buscar otro libro que toque lo mismo pero esté 'mejor' (me parece súper cliché que el chico nuevo se fije en ella...)
    De Begoña Oro pues qué bajón... es una autora a la que le tenía muchas ganas porque todos hablan maravillas y maravillas de ella. Quizás me anime a leerlo ya que he visto que es súper corto, y encima como dices la letra es grande, por unas horillas leyendo no me voy a morir, y quién sabe, a lo mejor me gusta mucho.

    ¡Hasta la próxima!

    ResponderEliminar
  14. ¡Hola! Que fuertes criticas estas dando :), pero confío en ti y creo que no serán buenas lecturas para mi.
    La primer novela, con tan solo leer tu reseña, me dio una flojera horrible. Aunque si, la verdad no puedo opinar sobre la protagonista, ya que nunca he sufrido algo parecido, ni que se le acerque. Pero como dices, sería mejor que haya decidido cambiar por ella misma que por un chico. Gracias por reseñarlo, en cuanto lo vea, sabre que no deberé comprarlo ;)
    El segundo no me llamo la atención, ni la portada ni nada. Y aunque tu opinión me dice que es un libro sencillo que se lee super rapido, la verdad es que no he sentido ninguna simpatía por leerlo. Espero que te llegue una lectura mejor pronto :D
    Saludos.

    ResponderEliminar
  15. Hola!
    No conocía los libros, así que de momento los dejaré pasar...
    Un besito

    ResponderEliminar
  16. Hola! Te he nominado a un premio: http://torredelibros2014.blogspot.com/2015/08/nueva-nominacion.html, pásate cuando puedas :)
    Un beso!

    ResponderEliminar
  17. Superficialmente hablando me llamo mucho la atención Sugar, pero hasta ahí ya que me recuerda mucho a "Una apuesta peligrosa" y en verdad fue un libro que no me gusto. Principalmente porque como dices la protagonista es de esas que no tiene sus ideales establecidos y se deja influenciar mucho por lo que piensa su familia de ella o algo así.
    La verdad ya ni me acuerdo.

    Saludos (:

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahora ya no se que pensar respecto de Pomelo y Limón, en serio que le traía ganas.

      Eliminar
  18. No conocía ninguno de los dos, pero los dejo pasar porque no me llaman nada la atención.
    Besos!!

    ResponderEliminar